Noticias

Revisar beneficios fiscales de sector automotriz

Fiscal

Aprovechar espacios fiscales para elevar su tasa efectiva de ISR

Las condiciones fiscales actuales del sector automotriz deben ser analizadas para que su tasa efectiva del Impuesto Sobre la Renta (ISR) sea mayor a la que presentan los sectores de venta de autos y vehículos pesados menor al 5 por ciento, sostuvo el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP) de la Cámara de Diputados.

En el documento Tasas Efectivas de Impuesto sobre la Renta de Grandes Contribuyentes en la industria automotriz, 2016-2019 se detalló que durante la década de los noventas se fomentó la atracción de inversión del sector automotriz en México a través de la aplicación de diversas medidas que ayudaran al desarrollo de esta industria.

La tasa efectiva de ISR para automóviles y camionetas en el 2016 y 2017 fue de 1.0 por ciento, para 2018 fue 1.3 por ciento y para el año siguiente de 1.4 por ciento.

En el rubro de camiones tractocamiones en el 2016 fue de 2.2 por ciento y para el año siguiente descendió a 1.9 por ciento, tasa que repitió durante el año siguiente. Para el 2019 disminuyó a 1.7 por ciento.

Para el subsector de remolques y carrocerías la tasa efectiva de ISR en 2016 fue de 4.1 por ciento, al año siguiente fue de 5.2 por ciento. Para el 2018 fue de 4.5 por ciento y para el 2019 se incrementó a 4.9 por ciento.   

La fabricación de automóviles sólo cambió en 0.4 puntos porcentuales de 2016 a 2019, registró los mayores cambios a partir de 2018; mientras que la de carrocerías y remolques tuvo un incremento volátil, con un crecimiento de 0.8 puntos porcentuales.


Para el caso de la fabricación de automóviles y camionetas existe una relación inversa entre la tasa efectiva y el crecimiento de las ventas, la que se explica por el incremento de las deducciones destinadas a la venta automotriz.

 

La fabricación o ensamble automotriz en promedio tuvo un crecimiento poco significativo, pues en el rubro de camiones y tractocamiones que redujo considerablemente su aportación efectiva al ISR en 0.5 puntos porcentuales.


Destacó que lo reportado en 2019 es superior en 77.4 por ciento con respecto a 2016, muy por arriba del crecimiento reportado de las ventas de 60.6 por ciento para el mismo periodo  seleccionado; lo que muestra una considerable área de oportunidad derivada del incremento de ingresos por ventas que no está siendo captado por el sistema fiscal en su totalidad.

 

El comportamiento de los camiones y tracto camiones mantuvieron un comportamiento a la baja de la tasa efectiva de ISR, que no es congruente con el crecimiento constante de las ventas asociadas a estas unidades, que se situó en 4.5 por ciento real anual y la tendencia constante de los beneficios fiscales, por lo que, la tasa efectiva está por debajo de lo que se podría cobrar.

El sector de reportó una tasa de crecimiento anual real de 4.5 por ciento, al pasar de 313 mil 29 mdp en 2016 a 416 mil 148 mdp hacia 2019, con crecimiento de 5.2 por ciento real registrado en el último año de estudio y que contrasta con la tasa efectiva de 1.7 por ciento registrada en ese mismo año.

 

La fabricación de carrocerías y remolques tuvo una caída considerable en sus ventas, sin embargo, la tasa efectiva se mantuvo constante, por lo que, su comportamiento es consistente.

Los tres casos presentados muestran efectos diversos, donde es necesario aprovechar las áreas de oportunidad fiscal al replantear los beneficios fiscales y las tasas de ISR aplicado, ya que, a diferencia de su objetivo original de atracción de inversión, las inversiones ya han madurado lo suficiente para establecer tasas de ISR congruentes a su importancia económica, concluyó el documento.

 


Compartir |