Noticias

Norma mexicana de comercio electrónico

Negocios

La norma Mexicana de Comercio electrónico fue presentada por la Secretaría de Economía (SE) y la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) para que cuenten con mayor información del producto y su proveedor, así como poder evaluarlos al momento que los adquieren en línea.

La norma mexicana de comercio electrónico propiciará una comunicación directa y eficaz entre consumidores y proveedores, al establecer mecanismos para plantear dudas, reclamaciones o aclaraciones, al reducir las controversias que se presentan frecuentemente en las transacciones de comercio digital.

 

Se especificó que la normativa presentada para los productos importados vía comercio electrónico, se deberá informar sobre el lugar de origen y, en el bien o producto, se indicarán los lugares donde pueda repararse, así como las instrucciones para su uso y las garantías que en su caso se ofrezcan.

 

También se deberá informar sobre el derecho a la reposición del producto o a la devolución de la cantidad pagada, y en todo caso, a una bonificación, cuando el bien o producto no corresponda a la calidad, marca, o especificaciones bajo los cuales se haya ofrecido, o no cumpla con las Normas Oficiales Mexicanas. 

 

El consumidor deberá ser informado por el proveedor sobre el derecho que tiene a revocar su consentimiento sin responsabilidad, ni sustento o justificación alguna, dentro de los cinco días hábiles contados a partir de la entrega del bien o producto o de la aceptación del servicio, lo último que suceda durante ese lapso. 

 

También tendrá más información del proveedor, ya que éste deberá proporcionar su nombre comercial, marca, denominación o razón social, Registro Federal de Contribuyentes, domicilio físico dentro de territorio nacional; número telefónico y correo electrónico para el seguimiento de la transacción, peticiones, quejas o reclamos. 

 

El proveedor deberá proporcionar un apartado en el Sistema de Información para que los consumidores puedan calificar y opinar sobre los bienes, productos y servicios adquiridos, así como respecto a su experiencia durante la transacción comercial. 

 

Además, el costo del bien o servicio deberá informarse en su totalidad, incluyendo impuestos, costo de envío, descuentos y cargos adicionales, y deberá expresarse en moneda nacional, sin perjuicio de que también se exprese en moneda extranjera.

 

La norma mexicana de comercio electrónico fue presentada para sus comentarios por los diferentes actores del sector. 

 

Una vez una vez que sea aprobada esta Norma Mexicana ofrecerá condiciones del mercado superiores a las convencionales, ya que, al ser de cumplimiento voluntario, se eleva la competitividad de las empresas que se certifiquen en la misma.

 

 

 

 

 


Compartir |